3 nov. 2010

Inesperado despertar

















Fría era la mañana,
blancas y suaves eran las sabanas,
Muy profundo tu sueño,
de encaje negro tus bragas
negras a rayas mi camisa,
en mis pantalones atrapado el deseo.
Deseo carnal, posesivas mis intenciones,
suave la caricia en tu mejilla,
lento tu despertar,
Mi rigidez presionando tus glúteos,
 un dedo en tu boca impidiendote hablar.
Brillante y lujuriosa mi mirada
tus ojos desorbitados con tu mirada extaciada,
invitando a la lujuria y a lo prohibido
 me alientas con con tu repiracion agitada,
Deshaciendome de mi ropa
susurros en tus oidos
abriendome camino por tu cuerpo,
inaudibles son tus ruegos.
Lentas y suaves embestidas
escandalosa y excitante tu venenida.
Gran orgasmo el que provocó mi verga,
acogedora y hogareña tu morada,
escurriendo el blanco semen por tus piernas,
Fasciones de deseos era mi cara.
Mi aliento en tu espalda,
en mi piel mi sudor y tu aroma mezclados,
En tu pecho repiración agitada  jadeos entrecortados

El acto sexual consumado.








1 comentario:

Gracias por dejar tu comentario