31 ago. 2010

Espiandote, Observandote.

Me asomo através del agujero de la cerradura para ver como me enseñas a soñar.
como imaginar la sombra de tu cuerpo tras la mampara de cristal que se dibuja delante de mí.
La privacidad de tu habitáculo cuadrado es mi vista privada,.
Todo lo que me enseñas es mirable, admirable y delimitable... menos este vulgar y minúsculo agujero
que se limita a la mitad de mi ojo.
nunca probé una puerta trasera tan privadamente privada, puedo probar otra vez?.....


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario