4 abr. 2011

Un invitado de "Salvame" se presenta como maltratador.

mié 19 enero 2011
Los que pensaban que ya habían visto todo en la televisión española estaban decididamente equivocados, tal y como se pudo comprobar en la edición de Sálvame del pasado viernes. Pese a que, desgraciadamente, estemos acostumbrados a ver desfilar por la pequeña pantalla a personas cuya categoría humana deja mucho que desear, pocos esperaban, sin embargo, que Sálvame acogiera en su plató a un maltratador convicto.
No obstante, así fue, aunque parece (a estas alturas es complicado asegurar cualquier cosa cuando de la televisión se trata) que los responsables de Sálvame desconocían esta faceta del que en principio se presentó como esclavo sexual. Y es que, con el objetivo de trasladar a la audiencia las bondades del BDSM, una serie de prácticas sexuales relacionadas con la sumisión, la dominación o el sadismo dentro de su continuo afán de divulgación cultural, se decidió invitar a Tammy, una ex concursante de La Casa de tu Vida conocida por abanderar este tipo de iniciativas y por querer ponerle Lucifer a su hijo.
Así, los productores de Sálvame contactaron con Tammy, que asegura tener varios esclavos a su disposición, para que expusiera a la audiencia en qué consisten estas prácticas. Pero, al parecer, como confesó la propia Tammy, ninguno quiso acompañarla, de modo que con ese fin se llevó al novio de una amiga.
Cuando llegó su turno, éste, contra lo que pudiera esperarse, tomó la palabra para decir, en primer lugar, que no era en absoluto aficionado al BDSM sino todo lo contrario: un maltratador. De esta forma, continuó su increíble intervención asegurando que había estado un año en la cárcel por eso mismo antes de que un descolocado Jorge Javier Vázquez le pidiera que se fuera, algo que ocurrió cuando entró a buscarlo un empleado de seguridad de Telecinco. Finalmente, sin superar su desconcierto, el presentador de Sálvame se justificó diciendo que sólo esperaban pasarlo bien con la intervención del supuesto esclavo, cuya conducta tildó de 'ofensa a la audiencia' para concluir.


2 comentarios:

  1. Y lo que nos queda por ver y oir.
    ¡Es increible!

    Un cálido beso Señor

    ResponderEliminar
  2. buenos dias llum{S.SMTT} si lo que nos queda por ver, y esperemos que ninguno de estos mal nacidos se camuflen bajo el BDSM.
    Un cariñoso beso y mis respetos a tu Señor.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario