14 oct. 2010

Una pantera

Soy una pantera
en la noche,
y estoy en celo,
mis ojos brillantes
 se agudizan.
A lo lejos,
percibo tu silueta,
también te huelo...
hueles a sexo, a hombre,
a macho, a garras, a sed,
a agonía, a orgasmo, a seducción y caricias prohibidas....
Te acecho, te oteo, te vigilo,
siento mis caderas elevar,
porque te deseo,
facilito que me puedas penetrar.
Mi boca está seca,
mis sentidos alterados,
La noche nos oculta
el silencio traspasa
mi cuerpo agazapado,
de repente, se escucha
un gemido... dos... tres...
son ronroneos de placer.
Te siento caliente,
Te siento excitado,
Te siento deseoso,
Te siento poseedor,
te siento dominante,
te siento con todo mi ser
te siento en cada poro de mi piel.
Poseéme, violame, fóllame, fornícame.
Esta noche soy tuya,
muy tuya....

6 comentarios:

  1. Delicia quando podemos ser e pertencer....
    Apenas entregarmo-nos nas mãos de alguem que nos deseje.
    Nas mãos de nosso Dono e Senhor.

    Beijos carinhosos e respeitosos,

    ÍsisdoJun

    ResponderEliminar
  2. Esa entrega debe ser mutua tanto de ella para su Dueño y Señor, como de Él para su sumisa. Es mi forma de ver la D/s, IsisdoJun...
    un saludo y besos respetuosos.

    ResponderEliminar
  3. Que intensidad, mi estimado caballero.
    Besosss

    ResponderEliminar
  4. La misma intensidad como si estubiera a mi lado esa pantera, mi florecilla silvestre, la imaginé deseando mi cuerpo con tanta excitación deseos incontrolables, con ganas de sexo....
    Besossss...

    ResponderEliminar
  5. Gracias mi estimada sirenita, me siento orgulloso que mis palabras lleguen y transmiten..
    besos bella dama.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario