13 oct. 2010

El Encuentro


A través de un chat nos conocimos y nos dimos los messenger. No sabia muy bien lo que quería, estaba echa un lío, lo que si quería es salir de la monotonía, empesamos hablar de sus fantasías sexuales,  un día me contó que soñaba con ser esposada y mantener una postura sumisa, ser atada y hacer el amor.
Otro día le animé para que se rasurara el coño para mi,
y lo hizo mandandome al correo varias fotos de su explendido y bonito coño rasurado. Otro día se compró un huevo con mando a distancia, ese día lo probó siguiendo mis instrucciones, fue la primera vez que acató mis ordenes como sumisa, tubo un orgasmo como nunca antes lo había tenido, me dijo que fue genial y que aparte del orgasmo en sí que aún le palpitaba el coño de placer, se excitó también mucho sintiendose mi sumisa y acatando mis instrucciones como unas ordenes dadas.  imaginandose que era su Señor.
El día que concretamos el encuentro entre los dos le dije donde y cómo debería venir vestida, le dije que ese día del encuentro dariamos un paso más, un poco de exhibicionismo, vendría vestida con falda corta por encima de la rodilla con el huevo puesto una blusa blanca con sujetador blanco semitrasparente para que se notaran sus presiosos pezones sonrosados, con un par de botones de la camisa desabrochada justo hasta donde se empesaba a insinuar el canalillo de esos hermosos senos, sandalias con un poco de tacón.
Ella aceptó, diciendo que encuanto se sintiera incomoda abandonariamos de inmediato, yo le dije que por supuesto, que solo estabamos probando limites para ver el grado de excitación que podría alcanzar al hacer cosas nuevas.
Estaba sentado en la terraza del bar esperandola espectante y también algo nervioso, ¿acudiría tal y como le pedi? ¿Se arrepentiría y no acudiría a la cita? estaba en mis cavilaciones tomando una cervecita cuando veo que para un coche y baja ella, tal y como le pedi que se vistiera, estaba explendidamente sexy, le hice una señal con la mano desde mi mesa, ella fue caminando muy sensualmente hasta la mesa para sentarse en la silla del otro lado de la mesa.
-hola nena.
-hola Señor.
levantandome y dandole dos besos como saludo.
-Que quieres tomar?
- Una cervecita como Ud.
Era una tarde bochornosa de verano, un calor pegajoso.
llame al camarero y pedi dos cervecitas bien fresquitas.
-Bueno nena, no tienes nada que darme?
- si Señor, y buscando en el bolso me dio con disimulo el mando a distancia del huevo.
ante su mirada expentante y algo alterada por la situacion puse la primera velocidad al huevo.
-Tranquila nena, mientras me acercaba a su rostro dandole un beso sensual en los labios y le acariciaba la mano nerviosa por la situacion, pero no vi en su mirada que se echara para atrás, al revés note una mirada de excitación.
le ordené que se acercara un poco más a mí, que se sentara a mi lado, cuando estubo sentada su falda dejaba entreveer un hermoso muslo, le ordené que separara un poco más las piernas, al hacerlo la falda se subio un poco más dejando ya entreveer el principio de sus braguitas y enteramente sus muslos, puse mi mano en ellos bajo la mesa con disimulo empecé a acariciarlos hasta rozar las braguitas con las puntas de mis dedos mientra el huevo(vibrador) estaba haciendo su trabajo porque note una pequeña mancha en sus braguitas. Quise subir un poco más el peldaño, jugando con el mando del huevo, subia una velocidad, al rato bajaba una y siempre, mientras hablabamos, acariciandole los muslos, ella no podia cerrar las piernas en ningún momento, era una orden dada. su cuerpo reacionó se veia toda excitada su mirada se volvia cada vez mas viciosa entre trago y besos se le escapaba ligeros gemidos de placer. En eso que le pregunto ¿qué tal si te dejo que tengas un orgasmo aqui mismo, sentada en la terraza de un bar?
ufff Señor estoy super excitada por esta nueva situación,  mi cuerpo y mi sexo implora un orgasmo sí, aqui mismo Señor.
En eso sus pezones erectos querian salir  del sujetador, por ese hermoso y descarado escote de la camisa, tras ella se señalaban como dos fresones erectos, acercandome a su boca y besandola le pellisque su pezón derecho con mi mano izquierda, un quejido mezcla de sorpresa y placer se ahogo entre nuestras bocas en un excitante beso entrelazando por nuestras lenguas ávidas de excitación y deseo. Luego le ordené que fuera al servicio y se quitara el sujetador que dejase sus hermosos pechos tan solo tapados con la camisa blanca queria ver entre la trasparencia sus hermosos pezones, Ella sin dudar se levanto y fue directamente al servicio, cuando caminaba hacia él subi una velocidad más del mando a distancia del huevo vibrador. Al volver hacia la mesa vi su hermosa silueta moverse muy sensualmente seguro motivado por el huevo-vibrador y como sus pechos se movian alegremente tras la camisa y los pezones bien marcados sobre la camisa,
cuando se hubo sentado una alegre sonrisa traia en su cara, le ordene que se abriera las piernas para que se le subiera aún más la falda y que se tocara las braguitas con una mano para ver si traia humedas las braguitas, le ordené que me enseñara la mano la oli y su hermoso aroma llenó mis sentidos y me los lleve a la boca saboreando ese exquisito sabor, luego le dije vuelve a tocarte el sexo y lame tus dedos humedos de tus flujos, ella sin dudar con los ojos medios cerrados y una sonrisa extaciada se volvio a tocar su coño ya chorreante y cuando tubo sus dedos mojados de sus flujos se los llebo a la boca estubo buen rato saboreando lamiendo sus dedos, yo me deleitaba con esa visión tan sensual y excitante, veia en sus ojos que sus nervios y sus pros se habían disipado por completo, abandonandose al placer del momento. En ese momento puede ver como su cuerpo se estremecia sus pezones bien marcados entre la camisa un hilo de sudor caida por su sien y un gemido ahogado de placer salio casi inaudible solo para mi, ella tubo su primer orgasmo.
Despues de unos segundos que deje que se relajara me levante y le ordene que me siguiera, la gente de las mesas contiguas se le quedaba mirando, no se si porque habían notado algo o por la imagen de ver  sus pezones tras la camisa. Nos dirigimos a mi coche, una vez dentro, le dije que se sentara con las piernas separadas y la falda subida más de lo normal que se viera su sexo rasurado tras la braguita transparente, le ordené que se sacara el huevo y que lo limpiara con su lengua y boca, me excito como llena de lujuria lamia el huevo dejandolo reluciente, le encantaba el sabor de su sexo. Le ordene que me diera el huevo limpio y que se pusiera de rodilla en el asiento, de espaldas al cristal delantero y se empesara a masturbar. en eso estacionó un coche al lado, eran una pareja joven, al ver el panorama se quedaron con la boca habierta, vimos como ella le sacaba la polla a su novio y empesaba a masturbarlo, él a la vez le metia la mano bajo la falda masturbandose mutuamente sin dejar de observarnos, ella se agacho sobre las piernas de su novio y se engullo su erecta polla hasta que el se corrio. "nena" y yo nos quedamos mirando, ella sin dejar de masturbarse, hasta que la pareja se corrieron, él en la boca de ella. Arrancaron el coche y se fueron.  Luego le ordene a "nena" que me masajeara por encima del pantalon pues tenia una ereccion de órdago mientra arracanba el coche para dirigirnos al primer hotel que encontraramos.
Cuando subimos a la habitación me preguntó que llevaba en la bolsa de viaje, con lo que le conteste que se callara que a partir de ese momento en que cruzaramos la puerta solo hablaría cuando le diera permiso y que en ese momento sería mi sumisa. Ella bajó la cabeza y asintio contestando como ordene mi Señor. Entonces entré yo primero seguida de mi sumisa. Le ordené que cerrara la puerta y que se quedara de pie en el centro de la habitación, mientra yo fui hacia la cama dejando la bolsa en ella y sentandome a los pies de ella,
desnúdate, y ponte estas medias.
-como digas.
_Como digas? le dije energicamente pero sin alzar la voz .
-como ordene mi Señor.
_ vas aprendiendo mi perrita,le conteste.
_ pero te has ganado un castigo por falta de respeto, acercate a mi y tumbate sobre mis rodillas.
le meti las braguitas por su ano para dejar libre sus hermosas nalgas, y empece a propinarles unos cachetes en ese hermoso culo y le iba tocando su coño,  iba teniendo la reaccion deseada, se iba mojando.
Yo ya no podia más entre el juego en la terraza luego en el coche ya no podia más necesitaba pasar a la acción y más cuando la tenia encima de mis rodillas proporcionandole el castigo, mi polla rozaba su pubis y la visión de sus magnificas nalgas sonrosadas.
ahora mi excitada perrita me vas a desnudar, le ordené.
-Siiii mi Señor.
_ te vas a arrodilar frente a mí y me vas a chupar todo los dedos de mis pies.
-siiiiii mi Señor. uhmmmm.
Mientra mi perrita me lamia los pies saque de la bolsa una fusta de cuero, enpecé a acariciar su lomo, su culo, se la pasaba por su sexo.
_ Ahora te voy a azotar ese culo de perrita sumisa que tienes.
-Siii Señor, por favor, lo deseo.
Con los primeros golpes suaves sobre su culo, hizo ademán de apartarse, pero conforme le daba los siguientes azotes lo acercaba más, segun iba su culo aceptando los suaves azotes que le proporcionaba.
_ de pie perrita le ordené,  . ¿Te gustaria probar mi polla?
-siiiiiiiiii mi Señor lo deseo.
_ Pues te vas a quedar con el deseo de probarla, tumbate en la cama, y ábrete de brazos y piernas, en cruz, le ordené.
En ese momento saqué un antifaz y se lo puse queria privarle de la vista, que se excitara con la situacion de no saber que le iba a pasar a aprtir de ahi, y que su cuerpo se tensara. Volvi a la bolsa y saqué unas cuerdas atandola a la cama, en cruz de pies y manos.
Con la fusta recorri todo su cuerpo haciendo que se tensara y la piel se le pusiera de gallina del placer del cuero de la fusta en su cuerpo. Cogi un vibrador y fui masajeando su ano con una leve vibracion mientra con la fusta no dejaba de acariciar su cuerpo pasandola por su excitada y humeda raja, por sus pezones erectos y poco a poco su cuerpo se abandonaba al nuevo placer que experimentaba, sus jadeos de placer eran bien audibles, su ano fue tambien poco a poco relajandose por el masaje del vibrador y su excitacion por el roce de la fusta por todo su cuerpo, fue el momento en que le intruduje el vibrador lubricado en su ano cosa que ella, dejó escapar un quejido por lo inesperado y de tener por primera vez un  vibrador en su ano pero poco a poco fue relajandose y jadeando ahora de puro placer, le empece a cariciar los pechos con la fusta y los pezones con los dedos de la mano y de pronto se lo pellisqué, retorcí, primero el derecho y luego hice lo mismo con el izquierdo ella  jadeaba como perrita en celo, diciendo entre jadeos más Señor Dame más mi Amo uhmm ahhh, y en ese momento tubo un orgasmo descomunal levantando sus caderas de la cama y gritando de puro placer.
_Ahora mi perrita sumisa te voy a soltar y me vas a chupar la polla.
-siiii Amo.
le solté las cuerdas que la sujetaban a la cama y la hice poner de pie con las manos a la espalda y fue el momento de ponerle las esposas a la espalda.
_arrodillate perrita y lame la polla de tu Amo.
-siiii mi Amo ardo en deseos de hacerlo.
_ohhh mi perrita que bien la chupas.
Cuando ya no podia más la hice apartar cogiendola del cabello y poniendola de pie, te voy a follar mi perrita.
_Si mi Amo su perrita esta deseando que la folle su Dueño.
La lleve hasta la mesita de la habitación y la hice tumbar boca abajo, sus pechos quedaron apretujados sobre la mesita escritorio, le ordené que separara las piernas y alzara ese culito de perrita en celo.
Empecé a acariciar toda su raja húmeda de perrita en celo mientra le preguntaba quien se va a follar ese culito y coño de perra salia?
-Usted mi Amo, todo mi cuerpo le pertenece.
Le meti la polla en el coño hasta los huevos y mi dedo acariciaba la entrada de su ano, asi le daba fuertes sacudidas mis huevos chocaban contra su raja mientra mi polla se clavaba toda en su coño calentito.
-Uhmm ahhh si si mi Amo deme fuerte como merece esta perrita,
para preparar su ano le meti mi dedo corazón y empecé a meterlo y sacarlo uniendo el ritmo de mis sacudidas con la polla y el dedo, una follada al unísono, ella gemia bramaba jadeaba de puro éxtasis y placer moviendo las caderas al ritmo de la follada.
note como le llegó el primer orgasmo que le dejo las piernas temblorosas y se dejo caer sobre el escritorio.
Aprobeche para sacar mi dedo y presionar con la punta de mi capullo su dilatado ano entrando la punta del capullo.
levanta las caderas perrita, le ordene, para que fuera entrando mejor la polla en su ano, primero ella sintió algo de dolor y movia las caderas como queriendo safarse,
relajate mi perrita y podras disfrutar de tu primera follada de culo, y que seguro vendrá muchas más pués tu Amo tiene predilección por  este estupendo culo que tienes. Cuando ya se relajó y empezaba a disfrutar de esta pausada follada de culo fui aumentando el ritmo de la follada y ella empesó a disfrutar y llevar el ritmo con las caderas de mi mete saca. hasta que los dos explotamos en un grandísimo orgasmo al unísono, le saque mi polla y de su ano salia mi semen que se unia a su flujo entremezclados le bajaba por los muslos.
-Gracias mi Amo, has hecho disfrutar a esta sumisa como nunca antes disfruto con sus parejas. la coji entre mis brazos y nos fundimos en un gran beso de pasión.





 

5 comentarios:

  1. Un relato muy sensual y cargado de morbo, encantador.

    Besos caballero.

    ResponderEliminar
  2. Gracias mi estimada sirenita y encantado que guste el relato...
    besos bella dama

    ResponderEliminar
  3. Qué exitante, amaría tener un Dominante así, pero no existe todavía el que quiera tenerme a sus pies.

    Besos Señor.

    Alyssa.

    ResponderEliminar
  4. No desesperes Alyssa, ya encontrarás a ese Amo que te haga vibrar sentir como nunca, pero una cosa no te presipites tómatelo con calma, y sigue perseverando en tus convicciones, encontrás a ese Amo, que está marcado para tí..
    Besos y encantado que hayas pasado por mi blog.

    ResponderEliminar
  5. Que exxitante señor DonJuncal...pasavo por dejarle la buenas noche e me encontre este exitante escrito jejeje...
    Dolce notte DonJuncal....

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario