15 oct. 2013

Resaca

LEVÁNTATE,
gobierna tus caderas, comienza el día
por una decisión
donde arriesgar tu nombre.

Después
hace falta decir que cambiaste la escena,
que has vencido también
la inocente sonrisa del espejo
y que prefieres hoy
la nueva brujería de los escaparates.
Levantate! Tienes aún un cuerpo  imponente aunque hayan pasado
Los años mozos de la adolescencia.

Gobierna tus caderas. Son
las fuerzas inmensas del desorden,
las que habitan en los ojos de los mirones, por esquinas, calles, plazas y tabernas hasta el amanecer.
Allí donde dejaste
tu resaca y la sed pastosa
en las aguas heladas de sus fuentes,
donde el musgo y el miedo
nos delatan la edad de la ciudad donde vives.

Despierta haz ese gesto
del que vence las sábanas y el tiempo.
Pierde por fin
tu nombre y su mentira,
y sobre y sobre la ciudad
( esa magia cerrada,
ese refugio último )
reinen también ahora
las fuerzas del desorden
y tu morbosidad.....

1 comentario:

  1. Con un nuevo despertar a la vida Don, con un deseo que vuelve a resurgir

    Un beso

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario