17 ago. 2011

El refugio !!



Era una tarde lluviosa y fría del mes de Noviembre,
 cuando mi Señor me llevaba a pasar un fin de semana a un refugio, una cabaña en el campo.
Estabamos frente a la chimenea echados sobre una alfombra de piel, dos copas de vino.
De pronto mi Señor acerco sus labios a los mios, y susurrandome me dijo quiero que mi princesa disfrute de este instante, y pegando sus labios a los mios fue desvistiendome  muy lentamente y cuando me tubo como a El le gusta obsevarme( tan solo con el tanga negro y medias a medio muslo) fue admirando a su musa desnuda acariciandome, tomo un trago de vino y se echo boca arriba en la alfrombra, y con una señal casi imperceptible me ordenó que me fundiera con su cuerpo.
Me susurro este es tu momento princesa, estoy para ti...
Nuca me habia dejado jugar con su cuerpo, pero en ese momento fue distinto, eramos dos amantes, fui acariciando su pecho mientras mis labios se pegaban a los suyos, recorria con su lengua tibia la comisura de mis labios, su lengua hizo reaccionar mi cuerpo, sentí como se excitaba y se humedecía al contacto de su lengua con mis labios, deslizó su mano entre mis piernas, sus caricias erizaban mi piel, y crecian mis deseos mis ansias, y mi sexo se humedecia de fluidos que bajaban por mis muslos hasta llegar a las suaves caricias que me daba mi Amo, no podia gesticular ninguna palabra tan solo pequeños gemidos de pasión, deseos que nacian desde lo mas hondo de mi cuerpo, mis pezones erectos se volvian tan sensibles que el suave roce de su pecho me hacian enloquecer, y mi sexo estaba como nunca antes, me palpitaba y se encharcaba de fluidos.
Me besaba, mordia y chupaba mis pechos, pareciendome que iba a desfallecer, me temblaban las piernas, me acariciaba sin pudor con las llemas de sus dedos, recorria y probaba todo mi cuerpo con su lengua, no dejor ni un solo rincón de mi cuerpo sin saborear, me sentia débil y febril, sentía desfallecer con cada milímetro de mi cuerpo que El descubría y lamía.
Su lengua lengua se deslizó entre los bordes húmedos de mis labios vaginales, sentí que mi alma me abandonaba por un segundo y abruptamente regresaba como un electroshock, que me hacia gemir y suspirar entrecortadamente, y gritar de puro placer, mientras su lengua jugaba con el botón hinchado de  mi clítoris, y mis gritos de placer se apoderaban de la silenciosa habitación.
Sentía como mis venas se llenaban de fuego y  bajaba hasta mi entrepierna, inundando su boca de mi ser,  cuando por fin embriagados por el denso placer nos fundimos uno en el otro, cegandonos por el deseo y la pasión, me penetró lentamente con su miembro erecto y era como una lanza ardientre que se habría paso por mi caliente y excitada vagina haciendo que mi cuerpo se retorciera, se enroscara mis piernas a su cuerpo, en cada embestida mi cuerpo se retorcía y desprendia electricidad, mis labios buscaron los suyos y nuestras lenguas lucharon insaciables, nos comiamos, nos devorábamos con nuetras bocas hábidas de placer, su vientre recargado al mío, haciendo vibrar cada fibra de mi ser, su miembro firme, fuerte, erecto, vigoroso, recorría sin pudor mi gruta llenandola de su calor, llenandose mi cuerpo de vibraciones infinitas arrastrando con ellas el fuego que ardía por toda las partes de mi cuerpo, un sufrimiento exquisito un dolor enervante en mi alma y en mi coño, y cuando mi cuerpo no pudo resirtir más aquel tormentoso placer que me consumía en vida, senti como mi Amo gemia y me llenaba de su semen, explotando mi cuerpo en un orgasmo dejandome por unos momentos desfallecida, mi alma parecia levitar de mi cuerpo, para volver en sí entre suaves caricias y besos de mi Dueño....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario