5 sept. 2011

A Palabras Necias Oidos Sordos !!


Este dicho lo podemos aplicar, cuando alguien en la calle nos dice una tontería, o cuando alguien habla y habla sin parar y no dice nada, e incluso cuando se discute de futbol, política o religión.


Pero resulta sumamente difícil aplicarlo, cuando esas palabras proceden de la boca de un ser amado. Cuando nos las dicen personas que dicen apreciarnos, personas que viven incluso bajo nuestro mismo techo.


Debemos ser sumamente cuidadosos, cuando vayamos a decir alguna crítica, principalmente si se trata de una destructiva. No nos escudemos con “es la verdad”, o “es lo que pienso”. Si estamos seguros que lo único que vamos a hacer es herir, mejor no digamos nada, “en boca cerrada no entran moscas”.


Se suele decir que cuando alguien nos dice algo y nos molesta, que el problema no está en él (ella) sino en nosotros. Pero, que difícil es no reaccionar ante una calumnia, o un insulto, o incluso ante un comentario mal intencionado. Principalmente si viene de una persona que dice amarnos o apreciarnos.


Los seres humanos solemos atacar verbalmente, cuando nos sentimos acosados o atacados, cuando nos llaman la atención por nuestro mal comportamiento, o simplemente cuando nos dicen la verdad.


Nos cuesta montones quedarnos callados y aceptar que cometimos algún error, en lugar de eso reaccionamos a la defensiva y buscamos palabras, las cuales convertimos en dagas con tal de defendernos.


Si esas palabras tuvieran el poder de quitarnos la vida, moriríamos en ese instante. Lo peor de todo, es que una vez que las “disparamos”, no las podemos detener. El daño ya está hecho.


En muchas ocasiones nos arrepentimos de lo que dijimos, pero, es más grande el orgullo que nos invade, que el deseo de pedir perdón, aún sabiendo el daño realizado, incluso que hasta podemos perder a esa persona tan apreciada.


Sepamos contar hasta diez, veinte, treinta e incluso hasta cien, en lugar de abrir la boca y decir algo de lo cuál después nos vayamos a arrepentir. Recordemos que de la boca además de bendiciones, salen maldiciones y como decía mi abuelita “como la lengua no tiene hueso es muy fácil moverla”. Lo que no es fácil es sanar la herida infringida.


Por favor pensemos antes de hablar, coordinemos la lengua con el cerebro, respiremos profundamente, incluso oremos pidiendo sabiduría, antes de decir algo, de lo cuál nos podamos arrepentir eternamente.


6 comentarios:

  1. Olá DON JUNCAL,

    saudades de visitar este espaço...

    Sobre a tua postagem, de fato, quando estamos sendo "atacados" ou nos sentimos de alguma humilhados, nossa tendência ´ficar na defensiva. é nessa hora que a cisa esquenta, pois nossa língua é ferina por demais...

    Nessas horas, deveria valer o ditado que diz:

    "A palavra é de prata,
    e o silêncio é de ouro"

    Beijos carinhosos,

    ÍsisdoJUN

    ResponderEliminar
  2. Bem verdade, suas palavras, o problema é que você não pode ficar muitas vezes e operado no momento, mas depois vem o arrependimento e pedir perdão, mas depois queima o sangue e você responde com insultos, que são como punhais ... Passei este sábado no aniversário de um amigo, e porque a pessoa que eu conheço e sei o que é, ea verdade é que estamos totalmente incompatível com os personagens e alcolhol também ajudaram, no final, tudo pode acontecer, mas é importante que você aprende para a próxima vez ...
    carinhosas saudações {IsisdoEgito}JZ
    Espero que se entienda bien, pues no me fío mucho del traductor de Google.

    ResponderEliminar
  3. Hola Señor DonJuncal , antes que nada quería saludarle y saber cómo está, hace mucho que no entro ( no tengo vergüenza :S) , me alegra mucho ver que sigue escribiendo es un placer volver a leerle :).
    Respecto al post estoy de acuerdo en todo , pero también me gustaría añadir que cuando un arrepentimiento o una súplica de perdón vienen cargados de sinceridad y cariño todo se perdona y ya nada malo puede dejar huella , por alguien amado y querido se perdona todo , siempre somos subceptibles de errar en nuestros comentarios o acusaciones pero es de sabios rectificar y de buenas personas reconocer nuestros fallos y pedir perdón.
    Un saludo Señor :).

    ResponderEliminar
  4. Hola mi estimada alhena{MDom} me alegra muchísimo tu visita, estoy bien,bien, me podría ir mejor pero no me quejo jeje... claro, claro, estoy totalmente de acuerdo con tu exposición, y además de sabio es también de condición humana, aprender de nuestros fallos y dejar ese orgullo atrás y saber pedir perdón de corazón...
    Me alegra muchísimo tu visita y espero que te vaya todo muy bien, y sea caso significativo de tu ausencia...
    mil abrazos y mis respetos a tu Señor...
    DJ.

    ResponderEliminar
  5. Siento, DonJuncal, tus`palabras como mías.
    Pero, a veces, llegamos tarde para ese perdón y aunque descubres que se te ha perdonado, nunca olvidas lo que se hizo.

    Un cordial saludo Caballero
    S.

    ResponderEliminar
  6. Hola Caballero, no, no se olvida el daño aunque se perdone, y que sirva de recordatorio para así no caer en el mismo error.
    Un cordial saludo Señor S.SoMeTeTe.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario